Bio

Betamotion es música para un viaje en furgoneta de Madrid a Gran Bretaña. Sonidos que saben a vida intensa. Betamotion es pop vanguardista con sabor a clásico, rock creyente en la rotundidad de la música bien hecha. Betamotion tiene algo de intensidad salvaje y de precisión de relojero; canciones de esas que coreas en un concierto pero que cuando salen del bafle de tu casa las disfrutas solo, perdido en un recuerdo, mirando por la ventana.

Betamotion es Gerardo, bajo y voz. De MacCartney a Lynott, los cantantes bajistas comparten un ADN particular, un talento para que melodía y ritmo se fundan en un todo armónico; uno de los secretos que hacen que esta banda de tres suene sorprendentemente llena, por momentos casi orquestal. Hablamos de una voz con pegada de boxeador, con emoción de artista y con oficio de artesano. En el bajo encontramos complejidad y diversidad, líneas que van del blues al pop, del funk al lounge, a veces en el mismo tema.

Betamotion es Gustavo, guitarra y coros. Fuente inagotable de melodías, detalles, cambios, arreglos; una de esas cabezas que piensan música, que son música. De Gustavo asombra su capacidad para hacer que cada sonido suene en su lugar, entrando en juego con suavidad. Las segundas voces no son sólo acompañamiento, funcionan como arreglos que llenan de vida cada tema, con un protagonismo que recuerda al del pop británico de los 60′.

Betamotion es Javi, batería y percusión. Enérgico, festivo, vibrante, técnico, incapaz de inventar un compás convencional. Javi, ante todo, fluye, su ritmo funciona como una especie de lubricante, que engrasa el motor, o el corazón, de la música.
Betamotion es directo. Actuaciones pensadas como un todo, espectáculos de luz, imagen y música. Inmersivos, hipnóticos, intensos, energéticos. De esos conciertos que te atropellan, llevándote a un lugar donde no existe el reloj y que cuando terminan te dejan sorprendido, con la única certeza de que lo que sea que ha pasado te ha marcado; y quieres más.

Betamotion es su primer LP, Believe me this is music. 12 temas que forman un todo sin fisuras, un disco de esos que recorres de arriba abajo una y otra vez. Música brillante destinada a convertirse en una de las bandas sonoras de tu vida.